admin

El nearshoring se intensificará en México, impulsado por sus ventajas logísticas y legislativas frente al resto de América Latina, proyectó Ricardo Rocha, director de Logística y Servicios para Latinoamérica y el Caribe de Maersk, la mayor empresa naviera del mundo.

Rocha destacó que a México le beneficia la tendencia de que los grandes importadores estadounidenses quieren diversificar sus riesgos de proveeduría desde China y, general, disponer de una proveeduría próxima como parte de las lecciones que dejó la pandemia de Covid-19.

El nearshoring es la práctica de transferir una operación comercial a un país cercano, especialmente con preferencia a uno más distante.

“México tiene una localización estratégica y un modelo logístico-legislativo que le permite tener un crecimiento diferente a los demás países de Latinoamérica”, opinó Rocha, entrevistado por El Economista.

En la última década, México ha ganado participación en el total de importaciones de productos a Estados Unidos, al pasar de 12% en 2010 a 14.9% en 2020.

De enero a abril del año en curso, esa cuota fue de 14.1%, aunque con condiciones atípicas, como carestía de chips semiconductores, una restricción temporal del gas de Texas y problemas derivados de la pandemia.

Vigente desde 1994, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) eliminó los aranceles comerciales entre Canadá, México y Estados Unidos, al mismo tiempo que estableció la protección de los derechos de propiedad intelectual, eliminó muchas barreras a la inversión y estipuló mecanismos para la resolución de disputas sobre inversiones.

A su vez, el tratado que sustituyó al TLCAN (el T-MEC) entró en vigencia en julio de 2020 e introdujo medidas más fuertes de protección ambiental y laboral y de contenido regional en el sector automotriz.

“Con todo lo que está pasando, me imagino que los grandes importadores estadounidenses no van a dejar toda la parte de abastecimiento en China y van a intentar diversificarse para evitar todos los problemas que han tenido con el tema de la pandemia; y eso va a permitir que México pueda jugar una carta muy importante en el desarrollo logístico y en la generación de servicios hacia el mercado norteamericano principalmente”, comentó Rocha.

Maersk cuenta con 773 buques portacontenedores, que gestionan el envío de aproximadamente 12 millones de contenedores al año, y opera 374 oficinas con presencia en 116 países.

Además, desde hace un par de años, la empresa comenzó a brindar servicios logísticos integrados de punta a punta, moviendo mercancías desde la fábrica hasta el supermercado, con logística terrestre, aérea o marítima y con servicios aduanales y de almacenes.

Rocha destacó que la Terminal APM en Lázaro Cárdenas es el principal centro de transbordo de Maersk en México y también es la “terminal más moderna” de la empresa en Latinoamérica.

En México, Maersk tiene 242 empleados y opera tres almacenes y una instalación intermodal en la Ciudad de México.

Fuente:

Roberto Morales-https://www.eleconomista.com.mx/empresas/El-nearshoring-se-intensificara...