admin

Todas las mercancías que ingresen o que salen de México deben destinarse a un régimen aduanero, establecido por el contribuyente, de acuerdo con la función que se le va a dar en territorio nacional o en el extranjero.

Cuando una mercancía es presentada en la aduana para su ingreso o salida del país, se debe informar en un documento oficial (pedimento) el destino que se pretende dar a dicha mercancía.

Nuestra legislación contempla seis regímenes con sus respectivas variantes:
 

  1. Definitivos
     
  2. Temporales
     
    • De importación

        a) Para retornar al extranjero en el mismo estado

        b) Para elaboración, transformación o reparación
       

    • De exportación

        a) Para retornar al país en el mismo estado

        b) Para elaboración, transformación o reparación
       

  3. Depósito Fiscal
     
  4. Tránsito de mercancías
     
  5. Elaboración, transformación o reparación en recinto fiscalizado
     
  6. Recinto fiscalizado estratégico

Fundamento Legal: Artículo 90 de la Ley Aduanera.